A pesar de que la Mediación Civil y Mercantil ha sido regulada en España recientemente, por Ley de 6 de julio de 2012, el despacho Martínez-Echevarría cuenta ya con un Área de Mediación desde el año 2013, siendo uno de los despachos pionero es España en esta modalidad de solución pacífica de conflictos.Aunque todavía es una figura no muy conocida y existe escasa experiencia en España, nuestra Área de mediación inició durante el año 2014 más de un centenar de procesos de mediación en asuntos civiles y mercantiles, principalmente en el ámbito bancario, que terminaron por acuerdo en un 95% de los casos.

La mediación es sin duda uno de los más importantes servicios que puede prestar un despacho de abogados a sus clientes. Con la mediación se consigue resolver un conflicto con un ahorro de tiempo, con un coste económico reducido y minimizando las consecuencias que para la salud de las personas suele suponer el mantenimiento de un litigio ante los tribunales en un prolongado espacio de tiempo, sobre todo cuando en el proceso judicial se ventilan aspectos emocionales de las personas, lo que no solo ocurre en los procesos propiamente familiares como los divorcios o los conflictos generados por las herencias, sino también en aquellos que surgen en las relaciones vecinales o en el ámbito de las sociedades mercantiles, cuando, como ocurre con la gran mayoría de las sociedades en España, son de origen familiar.

Un proceso de mediación no suele necesitar más de un mes para llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes, frente a los prolongados procesos judiciales que en muchas ocasiones se cuentan por años.

En consonancia con el ahorro de tiempo el coste económico es bastante inferior al del proceso judicial, pudiendo calcularse que los costes se reducen a una quinta parte de los gastos totales de un proceso ante los tribunales.

La solución que se alcanza en la mediación es adoptada por ambas partes de común acuerdo, no depende por tanto de la decisión de un tercero como en el arbitraje o cuando resuelve un juez. En este medio de resolución de conflictos, el tercero (el mediador), no decide sino que ayuda a las partes a alcanzar un acuerdo beneficioso para ambas, apoyando a las partes, con su experiencia y preparación técnica, a buscar soluciones que las partes probablemente nunca lograrían por sí solas.

También en el despacho Martinez Echevarría contamos con abogados expertos en arbitraje por si las partes en un litigio optaran por esta otra vía alternativa a los tribunales, medio de resolución que presenta igualmente ventajas frente al proceso judicial, como el ahorro de tiempo que se traduce en una resolución del conflicto de forma más inmediata y con ahorro igualmente de algunos costes que conlleva el proceso judicial.

En muchos Estados de los EEUU existe un sistema denominado “multi door” (“múltiples puertas”) que consiste en que es la propia Administración de Justicia la que ofrece a los litigantes la posibilidad de elegir entre varias “puertas” por las que acceder para la resolución de un conflicto: la mediación, el arbitraje o los tribunales; en Martinez Echevarría también contamos con la posibilidad de acceder a esas “puertas” para que el cliente pueda elegir la mejor forma de solucionar su problema jurídico.