El despacho de abogados Martínez-Echevarría, Pérez y Ferrero presentó el pasado viernes 29 de noviembre el Barómetro Jurídico de la Violencia sobre la Mujer 2005-2013, donde se pone de manifiesto la disminución del número de denuncias por violencia de género presentadas en España con respecto a 2008, confirmándose esta tendencia en el último lustro, con continuas caídas.

Si en 2012 fueron 128.543 las denuncias por violencia de género presentadas, en 2013 la estadística cae en un 4,2% a nivel nacional; siendo esta cifra un 10% menor que la registrada en 2008, año en el que se produjo el punto más alto de denuncias con más de 142.000. Desde entonces se han producido leves descensos.

En Andalucía, al igual que a nivel nacional, 2008 fue el año con mayor número de acusaciones desde que se computan este tipo de datos, con más de 29.100 denuncias. Salvo una disminución significativa en 2009, con 2.264 denuncias menos, la tendencia hasta ahora siempre ha continuado incrementándose. Incluyendo el año 2013, cuando el primer semestre refleja un aumento del 1,44% con respecto al mismo periodo de 2012.

En referencia a las personas enjuiciadas se rompe un continuo descenso de cuatro años seguidos desde 2008, cuando se produjeron 5.727 procesos; frente a los 4.290 de 2011. Ya en 2012, cambia la tendencia con una subida del 11%.

El Barómetro Jurídico de Violencia sobre la Mujer 2005-2013 ha sido presentado por el socio director del despacho Martínez-Echevarría, Pérez y Ferrero en Málaga, Juan Ferrero, y la experta jurista Patricia Jiménez, quienes han destacado que “lo que sí han subido son las medidas judiciales de protección tras cuatro años consecutivos de bajadas, incluyendo en este aspecto las privaciones de libertad, prohibiciones de comunicación, alejamiento o arresto domiciliario, entre otras. Todo esto no exime de seguir trabajando para buscar las fórmulas más adecuadas para acabar con este tipo de situaciones”.

Juan Ferrero señaló que “la denuncia sigue siendo la mejor solución a este tipo de conflictos, y que hace que se pongan en marcha los protocolos de actuación para prevenir casos extremos”. A este respecto, señalar que “muchas de las acciones puestas en marcha por las administraciones y los profesionales de estos ámbitos van encaminadas al apoyo a la mujer susceptible de padecer este tipo de agresiones, tales como orientación para el empleo, atención social y psicológica, o la discriminación positiva en los sistemas de subvenciones y becas escolares”.

Para Juan Ferrero, “el barómetro jurídico que hoy presentamos pretende ser un instrumento que ofrece una radiografía de la situación en materia de violencia sobre la mujer y las medidas que se están poniendo en marcha a nivel nacional, en Andalucía y en nuestra provincia. Son cifras y datos que reflejan lo que muchos pensamos y que la situación es compleja, pero también hay que señalar que se está creando una tendencia hacia el consenso, tanto en materia de medidas preventivas, como en los procedimientos judiciales, y en los apoyos a la mujer para romper la dependencia económica”.

DATOS MÁS DESTACADOS

  • A nivel nacional, las medidas de protección disminuyen un 28% en este periodo.
  • En España durante 2008 se superaron las 142.000 denuncias, descendiendo los últimos 5 años en un 10%.
  • El 74.5% de las personas enjuiciadas han sido condenadas con alguna de las penas previstas, un 70% eran de nacionalidad española, mientras que el resto (30%) eran extranjeros.
  • Las medidas que más adoptan los jueces son, por este orden, las de alejamiento, prohibición de comunicación, prohibición de volver al lugar del delito, arresto domiciliario, suspensión de licencia de armas y, por último, privación de libertad.
  • De las absoluciones que se producen en el 30% de los juicios que se celebran, sólo un 12% son en el caso de los agresores de origen extranjero.