multidivisa-madrid

Tras el recurso interpuesto por la entidad bancaria demandada por nuestro cliente, la Audiencia Provincial de Madrid ha declarado la nulidad parcial del contrato del préstamo hipotecario referenciado en francos suizos. De esta forma, la Justicia vuelve a dar la razón a los afectados por los productos financieros complejos y reafirma nuestra convicción de lucha por los intereses de los consumidores que hayan firmado una hipoteca multidivisa.

Cláusulas multidivisas: la justicia vuelve a darnos la razón

Aunque en la actualidad contamos con multitud de resultados positivos en relación a este asunto, nos ha resultado llamativo haber conseguido que otra Audiencia Provincial se posicione a favor de nuestro cliente. En esta ocasión, ha sido la Sección Duodécima de la Audiencia Provincial de Madrid la que ha desestimado el recurso de apelación presentado por la entidad bancaria, que fue condenada por el juzgado de 1ª Instancia e Instrucción Nº 1 de Majadahonda a “realizar una nueva liquidación sin aplicación de las mismas (las cláusulas multidivisas) y restituir a la actora las cantidades que haya percibido en exceso desde la referida fecha y a realizar un nuevo cálculo y liquidación del crédito hipotecario sin la aplicación de las mismas como si el mismo hubiese sido otorgado en euros sin aplicación de la multidivisa”, además de al pago de las costas judiciales derivadas de dicho procedimiento.

Por su parte, la entidad bancaria interpuso recurso, el cual fue admitido. Tras ello, la Audiencia Provincial de Madrid confirma lo expuesto por el órgano de primera instancia. Sin embargo, desestima dicho recurso apoyándose en las declaraciones que el Tribunal Supremo realizadas el 30 de junio de 2015 sobre las hipotecas multidivisa, de las cuales destacó que “los riesgos de este instrumento exceden a los propios de los préstamos hipotecarios a interés variable solicitados en euros. Al riesgo de variación del tipo de interés se añade el riesgo de fluctuación de la moneda“. Además, afirma que “el empleo de una divisa como el yen o el franco suizo no es solo una referencia para fijar el importe en euros de cada cuota de amortización, de modo que si esa divisa se deprecia, el importe en euros será menor, y si se aprecia, será mayor”. Además, la Audiencia Provincial de Madrid recuerda que este tipo de préstamos no está incluido en el ámbito de la Directiva 2004/39, de la cual procede el MIFID y sirvió de origen para la Ley del Mercado de Valores.

En cuanto a la abusividad y el control de transparencia, también se utilizan las palabras de los magistrados del Supremo sobre este asunto: la sentencia del Pleno del Tribunal Supremo del 9 de mayo de 2013 indicaba que no existirá abusividad siempre y cuando las cláusulas estuvieran redactadas de forma clara y comprensible. Por otro lado, sobre el control de transparencia, el Alto Tribunal indica que no solo deberá revisarse lo formal y gramatical de la cláusula, sino también la legibilidad y la comprensión por parte del consumidor que firma el préstamo.

Tengo una hipoteca multidivsa: ¿qué puedo hacer?

Como hemos expuesto en este posts, tras nuestra experiencia en la reclamación de cantidades pagadas de más debido a productos financieros complejos presenten en préstamos hipotecarios, demandar a nuestra entidad bancaria por una cláusula multidivisa puede ser la solución a un gran problema. Del mismo modo que ocurre con las cláusulas suelo, IRPH y otros elementos abusivos, la única forma de que esta reclamación sea efectiva es pasando por el juzgado: cuando el juez condena a la entidad bancaria a la nulidad de la cláusula multidivisa, al recálculo del cuadro de amortización y a la devolución de lo cobrado de forma indebida, el banco no puede hacer otra cosa más que aceptar la ejecución de la sentencia (salvo recursos, los cuales, como hemos expuesto aquí, también resultan satisfactorios para nuestros clientes).

Si está afectado por una hipoteca multidivisa y considera que su entidad bancaria ha añadido cláusulas abusivas y faltas de transparencia en su préstamo, puede contactar con nuestro equipo jurídico especializado en Derecho Bancario. Puede llamarnos a nuestro teléfono gratuito 900 100 039, o bien, enviarnos sus preguntas a través del formulario de consulta.