Los asuntos relacionados con el Derecho Bancario llevan semanas ocupando gran parte del interés de aquellos afectados. Tras las buenas noticias arrojadas por el TJUE sobre la cláusula suelo, son muchos los otros casos de éxito que las firmas jurídicas destacan: IRPH, hipotecas multidivisa y demás elementos abusivos que provocan que los consumidores paguen más de lo que pensaron en un principio. Sin embargo, no todo son buenas noticias: el Juzgado de Primera Instancia Nº 11 de Oviedo rechaza que la entidad bancaria sea la responsable de abonar los impuestos de formalización de la hipoteca, tal y como solicitaba a la justicia el cliente. Aunque es un caso excepcional, explicamos qué debemos tener en cuenta a la hora buscar la solución jurídica de su problema.

Vendedores de humo Vs profesionales

El caso que hoy analizamos nos sirve de contrapunto de la actualidad jurídica que presenciamos en estos momentos, aunque tampoco podemos considerarlo referente para futuros casos: lo dictado por el juzgado ovetense contradice la doctrina del Tribunal Supremo,  pues la sala de lo Social Alto Tribunal declaró en diciembre de 2015 que la entidad bancaria es la encargada de hacer frente de los gastos de formalización así como de la tasa correspondiente. Sin embargo, el Juzgado de Primera Instancia Nº 11 de Oviedo justifica su decisión en base a otra sentencia del Supremo, concretamente, de la sala de lo Contencioso Administrativo, en la que declaraba la imposición del pago de la tasa. En este sentido, destaca que dicha doctrina se aplica de forma generalizada en el ámbito administrativo, lo que puede sugerir que dicha reclamación se ha realizado sin tener en cuenta elementos esenciales en la decisión del magistrado.

En el escenario mediático en el que nos movemos resulta común que los reclamos publicitarios sean constantes, tanto de despachos de abogados como de organizaciones de consumidores o de otras causas diversas. Por suerte para el consumidor, tiene a su disposición un amplísimo abanico de opciones: desde organizaciones sin ánimo de lucro que defienden los intereses de grupos específicos de la población hasta ciertos límites; pasando por despachos de abogados multidisciplinares y eminencias jurídicas.  Por ello, es más que recomendable que consulte lo que desee: probabilidades de éxito, casos anteriores similares al suyo, referentes, etc.

Obtenga la mejor solución jurídica

Nuestra conclusión es que no existe el producto perfecto sin estudio previo por parte de un abogado especialista: él será el encargado de determinar si su caso es viable o no a través del análisis de la documentación que usted aporte. Solo un profesional con amplia experiencia en Derecho Bancario le ofrecerá una solución jurídica óptima para sus intereses.