cesta-de-navidad

El Tribunal Supremo se ha pronunciado de forma reciente sobre una tradición que muchas empresas mantienen durante las fiestas de Navidad: la entrega de la cesta de Navidad a los empleados. En este caso, el Alto Tribunal ha determinado que este presente es un derecho adquirido del trabajador y, como tal, el empresario tiene la obligación de mantenerlo en el tiempo. Explicamos los detalles a continuación.

Sentencia del Tribunal Supremo: la cesta de Navidad es una condición más beneficiosa

La Sala Social del Tribunal Supremo, en sentencia del 21 de abril (que no se ha hecho pública hasta el mes de octubre), ha desestimado el recurso de la empresa y confirma la sentencia dictada en marzo de 2017 que declaró el derecho de los trabajadores a que se le entregase la cesta de Navidad correspondiente al año 2016. Por parte de la empresa, declaran que este presente se trata de una mera liberalidad (definida en el derecho como una donación o acto por el cual se ofrece una ventaja sin contrapartida). Sin embargo, la Sala determina que se trata de una “condición más beneficiosa“, pues su supresión debería realizarse tras alcanzar un acuerdo con la representación de los trabajadores, o bien, “tramitar una modificación sustancial de condiciones de trabajo conforme a lo dispuesto en el artículo 41 del Estatuto del Trabajador“.

El principio por el cual el Alto Tribunal ha obligado a dicha empresa a retomar esta tradición navideña con sus empleados es la “permanencia continuada en el tiempo“. Según las palabras del magistrado, “la condición más beneficiosa, la mejor forma de demostrar su existencia es la permanencia continuada en el tiempo del disfrute de esa condición por parte del trabajador o los trabajadores que la tengan reconocida”. Además, “el esfuerzo logístico y organizativo […] que supone un reparto de esa magnitud implica que la empresa actúe con voluntad de reconocer el derecho más allá de una puntual y aislada liberalidad”. En este sentido, es llamativo que la empresa ofreciera un cóctel para sustituir la ausencia de la cesta de Navidad que habitualmente se entregaba a los invitados.

El término de condición más beneficiosa se refiere a aquellos aspectos decididos por el empresario que se incorporan a las condiciones del empleado de forma posterior a la firma de su contrato laboral. Es, por tanto, un derecho adquirido para los trabajadores y otorgado por la empresa de forma voluntaria.

Las empresas no están obligadas a la entrega de cestas de Navidad a sus empleados

Aunque existe jurisprudencia del Tribunal Supremo anterior a la sentencia que hoy analizamos que afirmaba la obligación de otra empresa de hacerse cargo de la entrega de la cesta de Navidad a sus empleados, La sentencia del Tribunal Supremo que hoy analizamos en el blog jurídico no significa que todas las empresas deban obsequiar a sus trabajadores una cesta de Navidad. Queda claro en carácter de

Sin considera que su empresa no está respetando sus derechos como trabajador, puede consultar su caso con un abogado especializado en Derecho Laboral. Si lo desea, puede contactar con nuestro equipo jurídico en el teléfono gratuito 900 100 039, o bien, a través del formulario de consulta.