incapacidad-laboral-por-artritis-reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune crónica y de causa desconocida, que afecta a las articulaciones provocando inflamación, dolor e inmovilidad. Los síntomas de esta dolencia pueden dificultar el desarrollo habitual no solo de la actividad profesional del afectado, sino aquellas labores más habituales de la vida. Por ello, muchos afectados por artritis reumatoide solicitan la incapacidad laboral absoluta.

Incapacidad permanente total o incapacidad permanente absoluta,  ¿de qué depende?

Según sea el grado de la patología, los afectados podrán solicitar la incapacidad permanente total o la incapacidad permanente absoluta. Tras los episodios de incapacidad laboral temporal a los que se enfrentan quienes sufren artritis reumatoide, muchos de ellos se plantean solicitar un grado de incapacidad permanente total o absoluta debido a la imposibilidad de realizar ciertas labores.

Los abogados expertos en Derecho Laboral afirman que la incapacidad permanente total se otorga cuando en el desarrollo de la actividad profesional se requieren ciertos esfuerzos físicos complejos de llevar a cabo por quienes sufren esta patología, como cargar peso elevado o manipular objetos pequeños con precisión. Por otro lado, la incapacidad permanente absoluta se solicita cuando la patología presenta una sintomatología tan grave que impide al enfermo realizar ningún tipo de actividad que precise de movimiento manual o desplazamiento, por lo que se entiende que no puede desarrollar ninguna actividad laboral con normalidad.

Solicitar la incapacidad absoluta por artritis reumatoide o dolencias relacionadas

En ocasiones, el INSS rechaza las solicitudes de incapacidad permanente absoluta por la falta de pruebas médicas que acrediten dicha situación. Debido a lo complejo que resulta el diagnóstico de la artritis reumatoide (pues influyen diversos elementos clínicos y los síntomas no siempre son similares), muchos afectados se enfrentan a un arduo procedimiento contra la administración pública por la lucha por sus derechos.

La artritis psoriásica también puede ser una enfermedad incapacitante en ciertos casos. Siempre y cuando un abogado especializado en Derecho Laboral evalúe la viabilidad a través del estudio de su documentación, puede solicitar la incapacidad por artritis psoriásica si considera que esta dolencia condiciona el desarrollo de su actividad laboral. Consulte su caso con un equipo jurídico experto.

Puede contactar con Martínez-Echevarría Abogados en el teléfono gratuito 900 100 039, o bien, mediante el formulario de consulta.