informe-implante-productos-medicos-fraudulentos

Tras la salida a la luz del llamado Informe Implante (Implant File), elaborado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, multitud de pacientes se cuestionan si los fallos de los dispositivos que tienen implantados están relacionado con esta noticia. Este informe cuestiona el control antes de la comercialización de los implantes sanitarios, del cual parece existir una grave carencia por la presunta falta de vigilancia por parte de las administraciones. Sin embargo, no solo los pacientes con implantes han sufrido posibles efectos adversos, sino que también se ha documentado el mal funcionamiento de productos médicos fraudulentos y sus consecuencias, algunas irreversibles. Si sospecha que su implante le ha producido un efecto adverso y que podría estar causado por una falta de control del mismo, puede reclamar responsabilidades a través de la vía judicial.

Desde bombas de insulina a stents coronarios: productos médicos fraudulentos

Según los datos aportados por el informe, en los últimos 10 años se han producido más de cinco millones de incidentes relacionados con fallos o mal funcionamiento de implantes o de presuntos  productos médicos fraudulentos. Algunos cuyo de cuyo perfecto funcionamiento depende la vida del paciente, como los stents (pequeño dispositivo que se introduce a través de un cateterismo y despliega para expandir el canal vascular, cuyo uso resulta clave en dolencias como anginas de pecho, cardiopatías coronarias, aneurismas aórticos, etc), marcapasos o bombas de insulina. También están incluidos en esta lista algunos materiales quirúrgicos como bisturís o instrumentos de reanimación como desfibriladores, así como productos utilizados en multitud de intervenciones como gases oftalmolóficos (perfluoropropano de azufre y hexafluoruro de azufre).

Otro de los productos médicos fraudulentos más conocidos es el anticonceptivo Essure, el cual ha provocado graves secuelas a miles de mujeres tanto en España como en el mundo. Además de cefaleas y dolor abdominal, este dispositivo ocasiona sangrados irregulares y abundantes e, incluso, perforación de las trompas de falopio.

El número de implantes y prótesis retirados también resulta llamativo. Desde la polémica de las prótesis PIP, el Informe Implante ha hecho públicas las causas de la retirada de estos productos, entre las que destacan defectos en el sellado de los envases que podrían comprometer la esterilidad, problemas durante el transporte que pudieran comprometer su integridad o por posibles presencias de niveles elevados de endotoxinas que podrían sobrepasar el límite especificado.

Consulte su caso con un equipo de abogados especializados en negligencias médicas

Si sospecha que su implante le ha producido un efecto adverso y que podría estar causado por una falta de control del mismo, puede reclamar responsabilidades a través de la vía judicial. Contacte con el equipo de abogados especializado en negligencias médicas de Martínez-Echevarría Abogados: ellos estudiarán su caso y le aconsejarán la opción más viable para su problemática e intereses. Puede llamarnos al teléfono gratuito 900 100 039, o bien, enviarnos su consulta a través del formulario de nuestra web.