El departamento de Derecho Penal nos comunica la última sentencia obtenida en la materia. En este caso, hemos conseguido que la Audiencia Provincial de Málaga declare la absolución de nuestro cliente, acusado de un delito contra la salud pública. Sin que pudieran demostrarse los hechos de acusación, el juez ha absuelto a los acusados y ha declarado de oficio las costas causadas.

Acusación y hechos previos al procedimiento

La Fiscalía les solicitaba 2 años de prisión por vender píldoras supuestamente 100% herbales que contenían el componente médico de la viagra, sildenafilo. Sin embargo, la empresa de nuestros clientes comercializaba varios tipos de estas pastillas, desconociendo su verdadera composición ya que el laboratorio que les suministraba no recogía los ingredientes médicos. Tras conocer en Reino Unido de la verdadera composición de estos productos, denunciaron los hechos a la Agencia Inglesa de Medicamentos. Sin embargo una falta de coordinación entre la Agencia Inglesa de Medicamentos y la homóloga española, llevó a las autoridades españolas a procesar a nuestros clientes.

Hechos probados y absolución

El magistrado considera en la sentencia arrojada por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Málaga que los hechos objetos de acusación no han podido ser demostrados: tanto el delito contra la salud pública (no ha quedado debidamente acreditado que los acusados concertaran “una trama, a través de una organización, para llevar a cabo su actividad delictiva consistente en suministrar, distribuir y comercializar con sustancias o productos prohibidos, ilegales o no autorizados por contener principios activos que los convertían en medicamento”) como el de blanqueo de capitales del que acusaban a otros implicados (“no ha quedado debidamente acreditado que los acusados […] llevasen a cabo las conductas propias del blanqueo de capitales […] para simular actividad comercial, obteniendo enormes beneficios con su actividad delictiva y adquiriendo un importante patrimonio”).

Ha sido clave en la absolución de nuestros clientes la denuncia previa ante el organismo inglés como muestra inequívoca de la diligencia de los empresarios,. Sin embargo no fue suficiente puesto que, como decimos, las autoridades españolas llevaron a cabo una instrucción paralela. Es por esto que demostrar la rotura de la cadena de custodia de las píldoras incautadas fue crucial para que finalmente la Audiencia Provincial encontrase que existía una clara insuficiencia probatoria de la culpabilidad de los acusados y para que todos ellos fueran absueltos.