Logramos la absolución de una inmobiliaria inmersa en una operación especulativa - Martínez - Echevarría Abogados

La Audiencia Provincial de Almería ha absuelto a una gestora inmobiliaria acusada de estafa, a la cual se le solicitaban cinco años de prisión y 42.300 euros en concepto de indemnización por responsabilidad civil.

Ignacio Bértiz, abogado de la oficina de Martínez-Echevarría Abogados en Almería, ha logrado esta sentencia absolutoria. Una vez entregadas las cantidades por parte de la demandante, y viendo que los objetivos de dicha compra no se iban a cumplir, “se produjo un arrepentimiento que exigía la devolución de las mismas”, siendo esta devolución inviable, ilegal y no prevista en ningún momento por la legislación y los artículos del contrato firmado entre ambas partes. En el procedimiento quedó demostrado que dicho inmueble no iba a ser destinado a vivienda, habitual o no, de la parte compradora, sino a un fin exclusivamente especulativo y con ánimo de lucro. Una vez demostrado que el consentimiento de firma se realiza en tiempo, forma y plazos, y que no concurrió nunca engaño precedente ni concurrente, ni errores en la tramitación de la documentación y los pagos; la acusación de estafa queda totalmente descartada.

Por su parte, la demandante insistió en una primera instancia civil en que el arrepentimiento se produjo porque no había ánimo, por parte de la gestora inmobiliaria, de entregar el inmueble. Una vez desestimada esta acusación, se derivó a la parte penal para criminalizar el negocio con un engaño que nunca llegó a producirse. Además de una petición de indemnización desproporcionada a los daños supuestamente producidos; ya que al no ser una vivienda habitual, ni quedar la supuesta víctima en estado de cierta gravedad, la pretensión no tenía visos de continuar adelante, según lo respaldan los movimientos bancarios y las pruebas documentales.