El Despacho tiene por patrón a San Ignacio de Loyola, cuya festividad celebramos el 31 de julio de cada año; y bajo cuya protección aspiramos a estar durante todo el año.