divorcios-tras-el-verano

Con la llegada de septiembre, multitud de parejas deciden poner fin a su matrimonio después de unas vacaciones más sufridas de lo que esperaban. La vuelta al cole coincide con un crecimiento del número de divorcios respecto del año. ¿Cuáles son las razones de que se produzcan tantos divorcios tras el verano? Si consideramos que es el momento de poner fin a la vida en pareja y formalizar la situación conforme a la legalidad, ¿qué debemos hacer? Explicamos algunos detalles a continuación.

Régimen de visitas de los hijos menores de edad durante las vacaciones de verano: motivo de conflicto entre los padres divorciados

Cuando la pareja toma la decisión de la ruptura del matrimonio deben tenerse en cuenta multitud de factores. Ya sea una decisión consensuada o no, ambos miembros de la unidad familiar deberán estudiar cómo se repartirá la vivienda que ambos usaban hasta este momento, ya se otorgue su uso a uno de los cónyuges, o bien, se proceda a su venta. El estar al cuidado de los hijos resulta clave para que la justicia recomiende el uso de la vivienda familiar a uno de los progenitores, a no ser que se den circunstancias que lo limiten, por ejemplo, que conviva con una nueva pareja en la vivienda de uso familiar, tal y como indica el Tribunal Supremo.

Por otro lado, los hijos menores de edad pueden ser motivo de conflicto y cuestión que dificulte una resolución amistosa del matrimonio tras un periodo vacacional por la falta de consenso. Por supuesto, la Justicia ha tenido en cuenta este fenómeno en su jurisprudencia. La sentencia de 21 de octubre de 2015, de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, estimó el recurso de casación presentado por el padre de los hijos menores de edad, determinó la custodia compartida de los mismos y estimó que «los períodos vacacionales escolares de verano, Semana Santa y Navidad, serán por mitad entre los progenitores, pudiendo elegir el período concreto, a falta de acuerdo, los años pares el padre y los impares la madre«.

Como vemos en este caso, los tribunales españoles se muestran cada vez más favorables a la custodia compartida como opción preferente para los ex cónyuges. No obstante, para evitar llegar a este punto, los abogados especializados en Derecho de Familia recomiendan detallar en el convenio regulador todas las situaciones que puedan darse respecto de las vacaciones y otros periodos especiales. Además, contar con un acuerdo prematrimonial será de utilidad a la hora de redactar un hipotético convenio regulador si se produce la ruptura de la pareja, pues aquí quedarían reflejadas las intenciones de los ex cónyuges de forma previa al divorcio, por lo cual no estarán condicionadas a tensiones ni conflictos y respetarán, por encima de todo, los intereses de los hijos menores de edad.

¿Por qué se producen más divorcios tras el verano?

El hecho de pasar más tiempo en común durante las vacaciones de verano, lejos de la rutina habitual del periodo laboral, provoca que algunas parejas decidan poner fin a su matrimonio tras el verano. Al igual que ocurre en los meses de febrero y marzo, después de las Navidades, en el mes de septiembre experimentamos un repunte de este tipo de consultas.

Si se encuentra en una situación similar a la explicada en este artículo, puede consultar su caso con un equipo especializado en Derecho de Familia. En Martínez-Echevarría Abogados contamos con una plantilla experta en resolución de conflictos matrimoniales y mediación familiar dispuesto a ofrecerle una valoración sin compromiso sobre su asunto, así como de la viabilidad del mismo. Puede encontrarnos en el teléfono gratuito 900 100 039, o bien, en nuestro formulario de contacto.