salir-del-fichero-de-morosos

Si ha solicitado un préstamo y, en ese momento, ha descubierto que su nombre figura en una lista de morosos, puede solicitar su retirada. Si la entidad financiera no le ha comunicado su registro en una lista de morosos, su entrada no se habrá realizado conforme a la ley. ¿Qué opciones jurídicas tiene si le ha ocurrido algo similar? Explicamos algunos detalles a continuación.

Requisitos para la entrada al fichero de morosos

Las entidades financieras y de crédito encuentran un respaldo en la consulta de este tipo de listas a la hora de asegurar la viabilidad de un préstamo o compra financiada. Si al buscar al individuo en dichos ficheros descubren que cuenta con una deuda, se presupone que la financiación solicitada no sería viable, pues no contaría con los medios necesarios para hacerle frente. Sin embargo, aunque exista esta deuda, la entrada en el fichero de morosos debe cumplir con una serie de requisitos previos:

  • Que la deuda exista, haya vencido y pueda exigirse.
  • Que la entidad correspondiente haya enviado un requerimiento de pago y este no se hubiera realizado.
  • Que, tras la comprobación de la existencia de la deuda, la entidad que reclama el cobro le haya comunicado a través de un medio oficial (burofax o carta certificada) la inclusión de sus datos en el fichero de morosos.
  • Que la deuda esté siendo valorada en un procedimiento judicial.

Santiago Cruz, abogado de Martínez-Echevarría Abogados, explicó para la revista online 65 y Más algunos aspectos que considera podrían reclamarse en caso de una entrada fraudulenta en el fichero de morosos, como «que la deuda haya sido objeto de una reclamación contenciosa y judicial favorable a los intereses de los consumidores y que el contrato sea nulo por sus cláusulas abusivas «. Existen varias razones por las que una reclamación de salida del fichero de morosos podría ser viable, sin embargo, deberían valorarse mediante el estudio exhaustivo de cada caso.

Requisitos para la solicitud de salida del fichero de morosos

Si la deuda que le reclaman tiene una antigüedad mayor de cinco años, no puede demostrarse o el importe ya ha sido abonado, o bien, no ha recibido comunicación alguna por parte de la entidad que le exige el pago de la misma; puede reclamar su salida del fichero de morosos. Sin embargo, este procedimiento puede resultar tedioso, puesto que las entidades acreedoras pueden no responder de nuestra solicitud. Por ello, la opción que nos ofrece la vía judicial para resolver esta situación que, en ocasiones, acaba ocasionando daños y perjuicios, puede ser la forma más sencilla de reclamar nuestros derechos.

Si ha solicitado un crédito o una tarjeta a una entidad bancaria y se lo han denegado por descubrir que usted forma parte de un fichero de morosos, sin haber tenido una comunicación previa de su entrada en el mismo, puede consultar su caso con un equipo de abogados especializado en la materia. En Martínez-Echevarría Abogados podemos estudiar su documentación para valorar la viabilidad de una reclamación que desemboque en la retirada de sus datos del fichero de morosos.

Si se encuentra en una situación similar a la que comentamos, puede contactar con nosotros en el teléfono 900 100 039, o bien, mediante el formulario de consulta.