sentencia-tjue-colchon

Los medios de comunicación se han hecho eco de una llamativa sentencia del TJUE que confirma el derecho del consumidor a devolver un colchón que había adquirido por Internet, pese a haber retirado el precinto que lo envuelve. Esta noticia suscita muchas dudas en relación a la política de devolución de compras en línea, así como sobre el derecho de desistimiento de los consumidores. Explicamos algunos detalles a continuación.

¿Puedo devolver un colchón comprado por Internet tras haber retirado el plástico protector?

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en sentencia del pasado mes de marzo, ha sido claro al posicionarse con el consumidor que adquirió un colchón a través de la web de la marca alemana slewo // schlafen leben wohnen GmbH y que, tras recibirlo y retirar el plástico protector que envolvía al producto para protegerlo, lo envió de vuelta a la empresa y reclamó la devolución del precio de compra de 1 094,52 euros, así como los gastos de envío. La empresa rechazó tal devolución defendiendo que la rotura del envoltorio no garantizaba la higiene del colchón y las condiciones óptimas del producto para otro consumidor. Por esta razón, el cliente inició un procedimiento judicial al considerar la vulneración de sus derechos, cuyo argumento fue confirmado por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en dicha sentencia.

El Bundesgerichtshof (Tribunal Supremo Civil y Penal de Alemania) solicitó al TJUE la interpretación de la Directiva sobre si la exclusión prevista por la misma es «aplicable a un bien como un colchón cuya protección ha sido retirada por el consumidor después de la entrega«. Según lo afirmado por los magistrados del TJUE, «como en el caso de una prenda de vestir, cabe presumir que el comerciante puede, mediante un tratamiento de limpieza o desinfección, hacer que el colchón esté en condiciones de ser nuevamente comercializado, sin contravenir los imperativos de protección de la salud o de higiene». Por tanto, confirma que «la retirada, por el consumidor, de la capa de protección de un colchón adquirido en Internet no priva a este de la posibilidad de ejercer su derecho de desistimiento«.

Derecho de desistimiento y compras por Internet: la postura del TJUE

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea destaca que «el derecho de desistimiento tiene por objeto proteger al consumidor en la situación concreta de una venta a distancia, en la que no tiene la posibilidad real de ver el producto antes de celebrar el contrato. Por tanto, se considera que ese derecho compensa la desventaja resultante para el consumidor de un contrato a distancia, concediéndole un plazo de reflexión apropiado durante el cual tiene la posibilidad de examinar y probar el bien adquirido en la medida necesaria para determinar la naturaleza, las características y el funcionamiento de dicho bien«. En este caso, el consumidor que inicia el procedimiento judicial no tenía otra forma de probar el colchón para verificar si el producto era de su gusto sin retirlarle la capa protectora. El órgano de justicia europeo entiende que los colchones no se deterioran una vez retirada esta capa, pues existe un mercado de venta de colchones de segunda mano o establecimientos en los que los mismos colchones son usados por varias personas, como los hoteles. Lo dictaminado por el TJUE en esta sentencia podrá aplicarse en ciertos casos en los que un producto venga protegido con un precinto, siempre y cuando la marca o comerciante pueda realizar un tratamiento de desinfección y limpieza para que lo adquirido se encuentre en condiciones de ser adquirido por un consumidor.

Si ha adquirido un producto por Internet y se ha encontrado con trabas a la hora de ejercer su derecho de desistimiento puede consultar su caso con un equipo especializado en Derecho y Consumo. Puede contactar con Martínez-Echevarría Abogados en el teléfono gratuito 900 100 039, o bien, mediante el formulario de consulta.