litigiosidad-tributaria

En el día de hoy, 7 de mayo de 2020, se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto Legislativo 1/2020, de 5 de mayo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Concursal.

Si bien la reforma (y la refundición normativa) resultaba muy necesaria, no parece muy acertado en cambio el momento de publicación de la misma, cuando nos encontramos sumidos en pleno “estado de alarma” acordado como consecuencia de la pandemia del COVID-19 y estando actualmente en vigor un buen puñado de medidas concursales con carácter más o menos temporal que se han promulgado en estos últimos días (esencialmente, las contenidas en el Real Decreto-Ley 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia).

Sorprende la escasa “vacatio legis”, pues el texto (que contiene 752 artículos, cuatro disposiciones adicionales, dos disposiciones finales, una disposición transitoria y una extensa disposición derogatoria) entrará en vigor (según establece su Disposición final segunda) el próximo día 1 de septiembre de este año 2020. Sinceramente, no creo que sea suficiente plazo para que los operadores jurídicos podamos “hacernos con la norma”, cuando todavía estamos asimilando las modificaciones concursales introducidas en el RD-Ley 16/2020 publicadas el pasado 29 de abril.

 

José F. Alés
Abogado