El Juzgado de 1ª instancia nº4 de Alcalá de Henares (Madrid) ha declarado la nulidad de la cláusula suelo presente en el préstamos hipotecario destinado a la compra de una vivienda a nombre de una empresa. Como hemos visto en otros asuntos ganados por el Despacho, también conseguimos resultados estimatorios en los casos en los que los demandantes no son considerados consumidores por la justicia.

Consumidor vs Empresa: nulidad de la cláusula suelo

Según el juez, debido a que el préstamo fue dedicado a la compra de una vivienda de uso personal y no para la actividad profesional que realiza la empresa (de montaje y reparación de aparatos de aire acondicionado) y al no localizarse esta propiedad en el mismo municipio donde se encuentra el domicilio de la misma;y puesto a la inexistencia de negociación individual de la cláusula suelo presente en el contrato (según la declaración del testigo, quien afirmó no recordar ninguna consideración especial sobre esta cláusula, menos aun en 2005, cuando se desconocía la existencia de estos elementos abusivos), se declara nula por abusiva la cláusula suelo, así como se condena a la entidad bancaria a la devolución de las cantidades cobradas por exceso.

Debido a la declaración del testigo y a la imposibilidad del demandante de comparar entre las diferentes ofertas del mercado, el juez considera abusiva dicha cláusula suelo, pues no resulta de buena fe “intentar sacar ventaja de la predisposición, imposición y falta de negociación de cláusulas que perjudican al adherente”. Como no se le informó al demandante de las posibles consecuencias de las condiciones generales incluidas en el contrato y, en partircular, de la existencia de la cláusula suelo; considera que hubo un “claro desequilibrio entre las partes”.

Consúltenos sin compromiso

Si firmó un préstamo hipotecario a nombre de su empresa, no está todo perdido a la hora de conseguir la nulidad de la cláusula suelo y la devolución con retroactividad de las cantidades pagadas de más: aunque su banco se niegue a proporcionarle información sobre su asunto, sepa que tiene derecho a conocer las particularidades de su hipoteca y, por supuesto, de reclamar aquello que le pertenece.

Por ello, le animamos a que nos consulte sin compromiso: puede llamarnos al teléfono gratuito 900 308 306, o bien, enviarnos un formulario de consulta online.