Aunque nuestro equipo jurídico todavía no tiene acceso al documento de la sentencia para analizar aquellas cuestiones específicas, nos congratulamos de anunciar que el TJUE ha declarado la retroactividad total en la devolución de las cantidades cobradas de más por la cláusula suelo. De esta forma, la justicia europea condena a la banca y defiende los intereses de los afectados.

Lo hemos conseguido: tras la lucha encabezada por los consumidores y apoyada por abogados y juristas que entendían que la decisión del Tribunal Supremo de limitar las devoluciones a partir de su sentencia de mayo de 2013 respondía más a razones macro económicas que a las de justicia, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea comprende que la medida impuesta por el Alto Tribunal “resulta una protección de los consumidores incompleta e insuficiente que no constituye un medio adecuado y eficaz para que cese el uso de las cláusulas abusivas”.

La sentencia no indica a los tribunales españoles cómo deberán producirse estas devoluciones, sino que insta a los órganos a establecer los mecanismos pertinentes (siempre y cuando se respete el derecho de la Unión). Por ello, recomendamos a los afectados a que inicien un procedimiento a través de la vía judicial, pues comprendemos que será el único camino que desemboque en la devolución con retroactividad de la totalidad de las cantidades cobradas de más por la cláusula suelo.

Todavía no conocemos cuál es la respuesta de la banca, la cual deberá enfrentarse a un llamativo agujero: los medios estiman que el coste que deberían afrontar las entidades para devolver las cantidades estaría entre los 5.000 y los 7.000 millones de euros, además de los 2.500 millones ya abonados a los afectados que recuperaron el dinero cobrado de más por la cláusula suelo hasta mayo de 2013.